lunes, 28 de noviembre de 2016

Más anotaciones y opiniones sobre Fidel Castro - amadoucrosnoticias.blogspot.com - Gramma -

Nelson Álvarez
Amigos, tal vez no suene como algo trascendental, pero les aseguro que me marcó la vida. Recuerdo estar en Tarará, exactamente en la base náutica, yo lloraba porque extrañaba a mi familia, pues solo contaba con 11 años. Apartado de todos me sentía muy triste, a pesar de las innumerables diversiones. De pronto siento la algarabía y la delegada de mi grupo, tal vez para consolarme, me gritó: «MIRA NELSON, AHÍ VIENE FIDEL». Me incorporé y corrí más que nadie hasta ponerme entre los más cercanos a él. Conversó con nosotros desde su jeep, puerta abierta y un pie en el estribo. Al despedirse, botó su tabaco, el cual fumaba mientras hablaba, yo lo recogí y lo guardé durante años, hasta que un día lo regalé a un gran amigo al que conté la historia. Hoy me arrepiento, no de mi acción, pero sí del regalo.
Marianela Fonseca, psicóloga cubana, colaboradora de la salud en Guyana
Conocí a Fidel en una foto en la pared de la casa de mi abuela, en los relatos de ella y de mis tíos, personas que se sumaron a la Revolución desde sus inicios. Mi madre lo amaba —lo ama—, mi abuela también. Cre­cí admirando y amando a ese hombre barbudo, de sonrisa tierna, de palabra firme, de manos finas y generosas. Y así, cuando se inauguró el campamento de Pioneros de Santo Domingo, en la provincia de Granma, pude verlo de cerquita. Para mí, que tenía apenas 12 años, aquel hombre descendió de una foto para hacerse carne, hueso, vida, palabra, risa, dulzura hacia nosotros, niños felices de tener ese lugar y a él. Pasaron años hasta el próximo encuentro, y fue en el Congreso de la FEU de 1990, allí mientras todos los jóvenes delegados de las universidades bailábamos en el Pabellón Cuba, hubo, de pronto, una conmoción y todo se paralizó, y una voz se elevó sobre la música y el bullicio: ¡¡llegó Fidel!! Y allí estaba él, nuevamente compartiendo como un joven más. Al día siguiente nos habló largas horas en la clausura del Congreso, se avizoraban ya los primeros atisbos de lo que fue el periodo especial y nuestra comprensión era clave para el futuro de la Patria. Más en:  
http://informesespecialesamadoucros.blogspot.com.co/

No hay comentarios:

Publicar un comentario